La concentración en el Taichi Chuan

Jul 7th, 2009 | By | Category: Charlas con el Maestro

Cuando hagan los 20 ejercicios introductorios traten de hacerlos completos, en toda su amplitud. Si hay que bajar, bajen flexionando las rodillas; no bajen doblando la cintura, porque después les va a doler la zona lumbar.
Bajar flexionando las rodillas fortalece las piernas. Muchos de estos ejercicios son para las piernas y la cadera. Es muy importante trabajar esta zona, especialmente las grandes articulaciones de la cadera con la columna, la de la cadera con el fémur, la de las rodillas y la de los tobillos. Al hacer estos ejercicios todos los días estamos fortaleciendo estas articulaciones, que son muy importantes. Piensen que ellas sostienen todo el peso de nuestro cuerpo.

Es muy importante ejercitar el cuerpo. Todos sabemos que las partes del cuerpo que no se usan, se atrofian, o pierden parte de su movilidad.
Tuvimos la suerte de nacer humanos y al llegar a este mundo recibimos un cuerpo que es una maquinaria realmente maravillosa. Si no lo cuidamos y usamos bien, se nos a va a arruinar o vamos a perderlo, en esta vida o en la próxima.

РMaestro, sin embargo hay muchos casos de monjes que pasan varios a̱os encerrados meditando, sin mover el cuerpo en absoluto- dice un alumno.

Es cierto, pero el caso de estos monjes es diferente. A lo largo de muchos años de práctica ellos alcanzaron un nivel muy alto y su único objetivo es alcanzar la iluminación a través de la meditación. ¿Creen que ese es el caso de ustedes?

El otro día fui a hacer trabajo voluntario a un geriátrico de Rawson. Allí había un señor con hemiplejia. Le enseñé un ejercicio que coordina el movimiento de la pierna y la voz, y después de 20 minutos de práctica su movilidad había mejorado muchísimo.

Estos ejercicios son una parte fundamental del taichi chuan. Pero para aprovecharlos en profundidad, no sólo hay que hacerlos en toda su amplitud, también hay que hacerlos con concentración. A veces veo alumnos que repiten los movimientos con su cuerpo y sus extemidades, pero su mente está en otra parte, viajando lejos de acá.
Hay que unir cuerpo y mente para que vayan hacia el mismo lado.
Por eso en taichi chuan practicamos movimientos lentos y fluídos, para ejercitar el cuerpo y la mente como una unidad.

Al usar la concentración estamos aprendiendo a controlar nuestra mente. Eso nos permite aprovechar la máximo los beneficios del ejercicio a nivel físico, pero también nos permite entrenar la mente, que con la práctica se vuelve más ágil, despierta y eficiente.

Si aprendemos a controlar nuestra mente logramos una paz interior muy valiosa. Vivimos en un mundo complejo y caótico que no podemos controlar. Pero sí podemos es aprender a controlar nuestra mente para mantenernos en calma en medio de las tormentas que se desatan a nuestro alrededor.

—————————————————————–
Resumen de las palabras del maestro Chao Piao Sheng durante la clase del sábado 7 de marzo de 2009

Deje su comentario