El escenario de la vida

Jun 12th, 2010 | By | Category: Charlas con el Maestro

Este sábado, la lluvia invitaba a quedarse en casa viendo jugar a Argentina su primer partido del Mundial de Fútbol en Sudáfrica. En la plaza, mientras practicábamos los 20 ejercicios, los gritos de alegría y los bocinazos nos hicieron saber que el seleccionado nacional había hecho su primer gol.
Al terminar los ejercicios, bajo una fina llovizna, el Maestro dijo:

-¿Por qué hay artistas capaces de conmover al público? Porque realizan su arte con total concentración.
Ustedes al practicar taichi chuan tienen que imaginarse que son artistas actuando ante una gran audiencia o ante las cámaras de la televisión. Tienen que esmerarse por dar lo mejor, porque hay miles de ojos mirándolos. No es bueno ir a practicar con la idea de «hoy voy a practicar como pueda; otro día voy a hacerlo bien a conciencia». Hay que encarar la práctica hoy como si hoy fuera el único día. La vida es un escenario y nosotros somos actores; debemos actuar lo mejor posible.

-Yo siempre trato de encontrar nuevas formas de enseñar para que ustedes aprendan mejor, pero con mi esfuerzo sólo no basta. Ustedes también tienen que ayudar. ¿De qué manera? con su concentración. Si el alumno no practica con concentración, los esfuerzos del maestro son en vano. ¿Por qué hay que estar siempre concentrados? Porque la mente tiene una tendencia natural a evadirse. Lo mismo pasa con los mantras. Cuando la gente los estudia por primera vez, la concentración es buena. Pero cuando el mantra ya fue incorporado, mucha gente lo recita de manera automática y sin concentración. La boca repite el mantra, pero la mente está en otra parte.

-No hay que subestimar el poder de la concentración. Kuo Yun Shen, un famoso maestro de hsing-i chuan, practicó durante 12 años únicamente el «puño de cañón», uno de los 5 puños de hsing-i y gracias a esto su poder fue enorme.

-Dong Hai Chuan, el patriarca del pakua chang, practicó la caminata circular durante 7 años. Su maestro le indicó que camine alrededor de un árbol y al cabo de los siete años de caminata se había formado una canaleta de un metro de profundidad. A cada paso que daba, el árbol se balanceaba.

-Algunos me preguntan «¿usted cada cuánto tiempo toma exámen?» y yo les digo que tomo examen a mis alumnos todos los días. En otros sitios hay determinadas fechas para los exámenes y entonces, unos días antes el alumno se esfuerza para ponerse en forma y llegar bien al día de la prueba. Pasado el exámen, el alumno vuelve a «aflojar» y a practicar «más o menos». Ese no es un buen método.

-La concentración es muy valiosa, pero no sólo en la práctica de las artes marciales; en todos los ámbitos de la vida. Mucha gente se sienta de golpe, como derrumbándose sobre la silla, Esto es muy dañino para la columna vertebral y después aparecen dolores provocados por la compresión de los nervios que salen desde las vértebras lumbares hasta las piernas.

-Para ilustrar esto imaginen que quieren clavar un clavo en una madera y que tienen un martillo pequeño, de menos de un kilo. Con un sólo golpe pueden hacer que el clavo penetre en la madera. Ahora imaginen que, en lugar del martillo, tienen una pesa de 5 kilos. Si apoyan suavemente la pesa sobre el clavo y dejan que éste sostenga todo el peso, el clavo no va a penetrar la madera. Con la columna vertebral pasa lo mismo; si uno se sienta de manera suave, controlando el descenso del cuerpo, la columna no sufre. Si uno se deja caer sobre el asiento, el golpe puede provocar lesiones. Debemos cuidar muy bien nuestra columna.

-Otra manera de cuidar la columna vertebral es durmiendo sobre una superficie dura. Si el colchón es blando, al acostarse se hunde la zona lumbar y la cadera. De esta manera la persona pasa 8 horas con la columna torcida y eso luego provoca todo tipo de problemas.

-Yo recomiendo poner una madera encima del colchón y, encima de la madera, una manta. Así uno puede dormir derecho.

-Maestro, no me quedó claro el tema de la orina como abono para las plantas. ¿Cuánto tiempo hay que dejar la orina antes de usarla? – preguntó Romina.

-La orina que se va a usar como abono se puede juntar en una botella. Se tapa la botella y se la deja en algún lugar luminoso, pero que no reciba luz directa del sol porque el plástico de deteriora. Esa orina hay que dejarla estacionar como mínimo dos semanas. Si puede dejar pasar más tiempo, varios meses, mejor.

-¿Esta orina también se puede usar para tomar con fines terapéuticos? – preguntó otro alumno.

-No. La orina para beber es la que uno acaba de emitir. Por otro lado, como ya les dije, sólo se puede tomar la propia orina si los riñones funcionan bien. Si estos no filtran bien o sufren alguna enfermedad, no hay que tomar la orina. Una persona en esta situación puede tomar la orina de algún niño sano menor de 7 años.
…………………………………….
Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 12 de junio de 2010

Deje su comentario