Pulir el jade

Jul 23rd, 2011 | By | Category: Charlas con el Maestro

Este sábado el Maestro llegó antes de la habitual y se puso a responder nuestras preguntas sobre tui shou.

-Hace muchos años tuve un alumno que estudiaba pakua chang -dijo el Maestro. -Estaba practicando la segunda palma pero le costaba mucho y no era capaz de superar sus limitaciones. Cómo él no mostraba avances, yo no le enseñaba cosas nuevas. Un día me dice «Maestro, si usted me enseña la tercera palma de pakua, yo le traigo una torta».

-Quería sobornarlo -dijo Miguel con una sonrisa.

-Yo le pregunté «¿usted qué quiere? ¿comprar pakua chang o aprender pakua chang?». Mucha gente hace eso; va de compras. Viaja a China o Taiwan y le pagan a un maestro para que le «enseñe» durante una semana, o un mes. Pagan una suma de dinero y a cambio reciben un certificado para colgar en la pared. Después dicen «yo aprendí pakua chang en China».

-El domingo pasado quise practicar en casa lo que usted enseñó de taichi chuan y no me acordaba -dijo Mariela. -Sé que a usted no le gusta usar videos como método de enseñanzas, pero ¿qué le parece si sacamos fotos de las partes principales de la forma para tener como ayuda-memoria?

-Los avances de la ciencia y la tecnología muchas veces atrofian las capacidades de la gente -dijo el Maestro. -Antes, cuando uno quería aprender un arte marcial, tenía que poner atención en clase y luego repetir en la casa muchas veces. Hoy, si uno recurre a los videos, ya no necesita poner atención y la capacidad de concentración se va perdiendo.

-El entrenamiento de la mente es parte fundamental de la enseñanza del Maestro -dije yo. -Aprender taichi chuan es también aprender a «domesticar» la mente. El método de enseñanza del Maestro es muy valioso porque nos permite apropiarnos del arte que estamos aprendiendo. Si renunciamos a nuestra capacidad de concentrarnos para incorporar lo que el Maestro nos muestra, siempre vamos a depender de algo externo a nosotros. Siempre vamos a necesitar el video o la foto que nos recuerde lo que nuestra mente no fue capaz de registrar durante la clase. Al negar la opción de los videos o las fotos el Maestro nos están dando la oportunidad de que aprendamos a sacar nuestras propias «fotos». Al principio sacaremos fotos fuera de foco, pero con las correciones del Maestro podemos ir perfeccionando nuestra «técnica fotográfica».

-Yo les pregunto a todos ustedes: en esta vida o en las siguientes ¿les gustaría quedarse así como están o les gustaría estar mejor? -dijo el Maestro y todos dijimos que nos gustaría estar mejor.

-Creo que a todo el mundo le gustaría estar mejor. Pero para eso hay que practicar con disciplina, paciencia y concentración. Ustedes conocen el jade; es una piedra preciosa. El jade en estado bruto no es bonito; es necesario pulirlo. No todas las piezas de jade son iguales. Algunas necesitan ser pulidas con una piedra gruesa; otras, necesitan una piedra más fina. Nosotros somos como el jade. Nos vamos puliendo a través de la práctica, en esta vida y en las siguientes.

-La gente suele ver las dificultades como algo malo y no siempre es así. Si somos jade, las dificultades son el roce con la piedra de pulir. Sin ese roce nunca lograremos brillar.

-¿Qué es mejor para la salud? ¿Descansar o hacer cosas? -preguntó Francisco.

-Lo mejor para la salud es la misericordia -dijo el Maestro. -Si usted hace únicamente cosas por egoísmo, para el exclusivo beneficio personal, va a sentirse cansado y sin energía. Si hace cosas por misericordia hacia los demás, no se va a cansar y va a terminar la tarea con más vitalidad que al empezar. Porque cuando uno actúa con misericordia, además de usar su propia energía, está usando la energía del Universo, que es inagotable.

-Pero atención, la misericordia debe ser auténtica. Debe haber misericordia en la mente, en el corazón y en la acción, todo al mismo tiempo. Hay que actuar como una unidad.

………………………………………………………………

Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 23 de julio de 2011

Deje su comentario