Aprender a aprender

Dic 3rd, 2011 | By | Category: Charlas con el Maestro

-Si uno logra controlar en profundidad lo que hace el propio cuerpo, puede llegar a controlar buena parte de su vida -dijo el Maestro. -Creemos que controlamos el cuerpo, pero no es tan así. No es tan fácil de manejar el cuerpo con la mente; y eso que es nuestro propio cuerpo. Lleva muchos años de práctica lograr ese control. Muchas veces queremos controlar a otros y ni siquiera somos capaces de controlarnos a nosotros mismos.

-Para el encuentro de fin de año del 18 de diciembre quisiera que cada uno lleve un trozo de tela de 1,20 mt. por 6 cm aproximadamente. Y también una soga.
-Recuerden que además cada uno debe llevar comida, bebida, almohadón o banquito y abrigo para meditar, bolsa para recoger la basura, repelente de insectos, protector solar, cuaderno y birome para anotar.

-Angélica, en el año 1995 usted participó de un curso grupal de chi kong y ahora está tomando clases particulares de chi kong. ¿Nota alguna diferencia entre su práctica grupal y la individual?

-Sí, hay mucha diferencia -dijo Angélica. -Cuando hacíamos en grupo usted estaba todo el tiempo al lado nuestro practicando. En cambio, en las clases particulares, usted enseña la técnica y se va dejándome que practique sola. Cada tanto vuelve y mira para corregir y vuelve a irse.

-Yo me di cuenta que practicando en grupo, a la gente le costaba aprender -dijo el Maestro, -por eso decidí enseñar chi kong de manera particular. Es la mejor forma. El alumno se ve obligado a afinar su concentración. Al no tener al maestro todo el tiempo al lado, el alumno aprende a aprender. Esto ocurre durante las clases particulares y también en las clases grupales, cuando los alumnos se ponen por separado a practicar algo determinado sin que el maestro los acompañe. Es importante tener al maestro para aprender, pero buena parte del aprendizaje ocurre cuando alumno se encuentra ante un problema y no tiene al maestro para consultarlo. «¿Cómo era esta parte…qué venía después de este movimiento….cómo era que se usaba la respiración acá?»

-Todo lo que hace el alumno para encontrar respuesta a esas preguntas cuando el maestro no está lo ayuda a avanzar. Esa práctica personal es fundamental. Probar, experimentar, equivocarse, todo eso es lo que ayuda a avanzar en el aprendizaje. El que dice «si el maestro no está al lado mío yo no hago nada, porque tengo miedo de hacer mal las cosas» está cometiendo un error. Hay que practicar, aunque sea con errores, porque esos errores le van a dar mucha y muy valiosa experiencia. El alummo debe practicar, probar, experimentar y luego consultar al maestro sobre eso que descubrió en la práctica personal. Así el conocimiento queda bien grabado dentro de uno.

-Siempre decimos que nuestra práctica tiene que ver con el arte marcial y con el espíritu. La práctica espiritual refuerza la parte marcial y viceversa. El nuestro es un estilo interno. Busca ante todo fortalecer el cuerpo y la mente para tener confianza en uno mismo y fuerza de voluntad para enfrentar todas las situaciones, no sólo las de defensa personal. Primero, uno tiene fe y sabe cómo actuar de manera correcta. Si falta esto es muy fácil caer en estados depresivos.

-Aprendemos a fortalecer la voluntad para luchar en todos los terrenos de la vida, sabiendo que el adversario más difícil es uno mismo. Por eso no es bueno perder tiempo y energía tratando de pelear con los demás. Es más importante luchar contra las propias limitaciones y así crecer como mejores personas. Nuestro objetivo es desarrollar personas fuertes, de buen corazón y compasión hacia todos los seres vivos. Esta es la mejor manera de construir un mundo mejor.

………………………………………………………………

Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 3 de diciembre de 2011

Deje su comentario