La acupuntura

Alguna gente se pregunta por qué usar acupuntura, habiendo por ejemplo otra clase de medicina china a base de hierbas o la medicina occidental, con sus cirugias y medicamentos. La respuesta es simple: si uno tiene algún problema a la medianoche y vive en un lugar apartado o cumple una guardia, le llevaria mucho tiempo comprar una medicina que lo alivie y sus síntomas empeorarian. En cambio, con acupuntura o moxa uno mismo puede solucionar su problema. Muchos remedios pueden tener efectos secundarios. Además, si el diagnostico esta equivocado, también lo estarán los medicamentos. En cambio, con la acupuntura, la mayor molestia es el pinchazo de la aguja; con la moxa, una pequeña quemadura, a veces pasajera, si se siguen con cuidado las reglas. No puede haber problemas en absoluto, por eso decimos que es el tratamiento más seguro y el más económico, ya que no tendrá que tomar remedios amargos que, si son buenos, también son caros. Si un médico afamado diagnostica bien y receta acupuntura, se consigue una cura más rápida y pagando menos consultas, lo que resulta más económico. La acupuntura ajusta la circulación de la energia y la sangre, equilibrando las fuerzas vitales. Cura molestias de un extremo al otro del cuerpo y calma el dolor. Además funciona como medicina preventiva y mantiene la salud.
La acupuntura es una rama de la Medicina Tradicional China y tiene dos técnicas: Aguja y Moxa (moxibustion). Una vez detectados los síntomas, resultan ser técnicas probadas como seguras a nivel de la medicina clínica. La aguja, hecha de una aleacion especial, pincha determinados puntos excitando la circulación de la energía vital y reconciliando la circulación de los meridianos. Por eso puede reestablecer y curar. La moxa china requiere de un cilindro de hierbas de fabricación especial al que se prende fuego. El calor pasa al punto y de ahí se extiende a todo el meridiano. Esto regulariza el funcionamiento fisiológico para conservar la salud y prevenir enfermedades. El ámbito de acción de la acupuntura es la medicina clinica, ginecologia, enfermedades crónicas como epilepsia, tuberculosis, asma o apoplejia y en muchos otros casos en que los medicamentos no pueden curar. Por ejempio, excitando meridianos craneales, se puede ayudar a una correcta contracción del corazón, a través de nervios y venas que transportan sangre, reanimando incluso a moribundos.

La Medicina Tradicional China es muy completa en todas sus ramas: 1. La Fisiología trata el cuerpo humano en su totalidad, es decir, analiza los órganos y los tejidos que recubren la cabeza, el tronco y las extremidades. 2. La Acupuntura permite comunicarnos con cualquier parte u órgano del cuerpo a través de los meridianos, que son como ríos de energía. Por el organismo circula sangre y energia. Si en algún lugar del recorrido hay un obstáculo, se produce un síntoma y aparece la enfermedad. La acupuntura llega al lugar del problema, libera el camino de la energia vital y la sangre, y de esta manera, el síntoma desaparece. 3. El ser humano y su equilibrio de cargas positivas y negativas. En todo lugar del cuerpo, interior o exterior, inferior o superior, la energía y la sangre pueden sufrir cambios que provocan escalofrios, excesivo calor interno o decaimiento. A través de los pulsos especiales, que pueden ser normales, fuertes o débiles, es posible medir desequilibrios de energia positiva o negativa. También, según el número de pulsaciones, se nota donde está la desproporcion de positivo y negativo. Cuando este equilibrio se pierde, comienzan a actuar en el organismo fuerzas intemas que tratan de reestablecerlo. Si el organismo está desequilibrado, se enfermará; si vuelve a su equilibrio, estará sano. Si se produce una separación total entre positivo y negativo, el individuo morirá. La acupuntura sirve para recuperar el equilibrio positivo-negativo en los siguientes elementos: pulsos, meridianos de energía y sangre. Las agujas ayudan a corregir el desequilibrio actuando como un “regulador eléctrico” que vuelve al cuerpo a la normalidad, curando asi al enfermo.

La acupuntura no es sólo uno de los mejores sistemas profilácticos de la salud y la belleza, sino que es el resultado de cuatro mil años de medicina, tratamiento y filosofia oriental. Los éxitos obtenidos por esta terapéutica explican por qué ha persistido a través del tiempo y la historia. La acupuntura consiste en la inserción de agujas en puntos claves (tsubas) del cuerpo con el objeto de dirigir la energia. Segun los viejos filósofos orientales, todo lo que existe en el cosmos tiene su origen en una energia fundamental que, transformándose con reglas precisas, determina la creación o destrucción de todo en el universo. Los aspectos de esta energia son el YIN y el YANG. La exacta proporción YIN y YANG determina que una persona goce de buena salud. Esto significa que la energia circula armónicamente por todo el cuerpo. La enfermedad, en cambio, es la falta de armonía. Para diagnosticar el desequilibrio los sabios utilizaban el interrogatorio, la inspección y la palpación. A partir del diagnóstico surgia el punto o los puntos que se debían presionar para reestablecer el equilibrio. Estos antiguos médicos descubrieron a través de la observación que ciertos trastornos afectaban determinados puntos en la superficie del cuerpo; algunos se ponian calientes, otros se enfriaban, se hacian hiposensibles o hipersensibles, se endurecfan, dolian, se secaban, se manchaban o estaban mas grasosos. Se llegaron a ubicar 657 de estos puntos, algunos de ellos relacionados entre sí. Como si dibujaran un mapa médico, los estudiosos trazaron líneas para unir estos puntos, determinando doce vias de acceso o meridianos en cada mitad del cuerpo. Relacionando los puntos entre sí trazaron también dos meridianos coordinadores que dividen al cuerpo en dos sectores iguales: uno de ellos es el Vaso Gobernador y el otro el Vaso de la Concepcion. Ambos controlan la energia que circula constante por los doce pares de meridianos, construyendo un sistema energético que conserva la salud del cuerpo. La digitopuntura se basa en los mismos puntos que la acupuntura, pero en lugar de insertar agujas se aplica presión con los dedos.

Chao Piao Sheng