Las palabras no bastan

Ago 31st, 2009 | By | Category: Charlas con el Maestro, Notas destacadas

Las palabras no bastan-Por mi manera de enseñar hubo gente que llegó a decir ” el maestro Chao enseña muy despacio”. Pero ahora cambié y empecé a enseñar más rápido. ¿Saben por qué? – preguntó el Maestro. Porque queda poco tiempo. El mundo está por cambiar radicalmente.

– ¿Cómo va a cambiar? – preguntó una alumna.

– ¿A usted que le parece?¿Va a cambiar para bien o para mal? Todo parece indicar que la situación se va a poner más difícil, en todas partes. Nos esperan cataclismos naturales, epidemias, guerras y conflictos sociales.
¿Se puede evitar el desastre?  Yo creo que sí; si toda la gente cambiara su mentalidad y hubiera menos egoísmo y más amor hacia la Tierra y hacia todos los seres vivientes. Pero con palabras solamente no alcanza. Hay que actuar, hay que dar el ejemplo.

– Por eso es importante practicar duro para fortalecer el cuerpo, la mente y el espiritu.
Si a pesar de nuestro esfuerzo no se pudiera evitar el empeoramiento de la situación, también hay que practicar para enfrentar los tiempos difíciles que vendrán y así poder sobrevivir.
Si a pesar de todo no logramos sobrevivir, hay que practicar para poder morir bien y empezar una nueva vida en un mejor nivel.

– La gente le huye al sufrimiento y hace toda clase de cosas para evitarlo, y con eso lo único que consigue es más sufrimiento.
Hay gente que en lugar de practicar dice “hoy no voy a practicar porque hace demasiado calor, o demasiado frío…prefiero quedarme viendo televisión, disfrutando del aire acondicionado prendido y comiendo cosas ricas”. ¿Y qué consigue esa gente escapando del “sufrirmiento” de la práctica? Sobrepeso, dolores articulares, pérdida de vitalidad, envejecimiento prematuro, costosos tratamientos médicos, etc. ¿Cuál sufrimiento es peor?
Fijense en todo lo que hizo la humanidad para evitar el sufrimiento, buena parte de ese esfuerzo arruinó el planeta.

– El sufrimiento no es bueno – dijo una alumna.

– El sufrimiento existe y cuando llega hay que aceptarlo – dijo el Maestro. Si me toca sufrir ¿qué puedo hacer? Digo: “acepto este sufrimiento y voy a practicar para fortalecerme y aceptar cualquier cosa que venga. Puedo hacerlo.”
Además, el sufrimiento es algo relativo – dijo el Maestro.  Por eso insisto tanto en la necesidad de practicar todos los días. Acostumbrarse a comer amargo nos permite disfrutar más los bocados dulces. Aquel que sólo comió cosas dulces, cuando la vida le hace probar algo amargo, sufre muchísimo. A veces la gente se queja de la situación económica en Argentina, pero yo me pregunto ¿acaso no están peor en Africa?

– Pero ¿qué hacer con el miedo? – preguntó una alumna.

– El miedo suele ser miedo al sufrimiento. A nadie le gusta el sufrimiento, y eso es normal, pero cuando éste llega hay que aceptarlo. Ser fuerte y aceptar el sufrimiento.

– Los medios de comunicación no hacen más que meter miedo a la gente – dijo una alumna.

– Es triste el papel actual de los medios de comunicación. En lugar de dar mensajes positivos a la gente, crean un clima de pánico que no ayuda a mejorar la situación. Sería bueno que las personas que trabajan en diarios, radios y televisión transmitan buenos mensajes que ayuden a levantar la moral de la gente y darle fuerza.

– A veces me pasa que yo estoy bien, pero me siento mal por el sufrimiento de los demás. Hay mucha gente alrededor que está muy mal- dijo una alumna.

– Es cierto- respondió el Maestro. Siempre hay alguien que está peor que uno, pero deprimirse o ponerse a llorar no ayuda en nada. Imagine esta situación: alguien cayó en un pozo muy profundo y no puede salir y pide ayuda. ¿Usted qué haría? ¿Se tiraría dentro del pozo para hacerle companía o buscaría una manera efectiva de ayudar?

– Tener misericordia es muy valioso y desear ayudar al necesitado es un buen sentimiento. Pero hay que saber ayudar con inteligencia. Por eso es tan importante el trabajo voluntario. Por un lado, el necesitado recibe ayuda; por otro lado uno aprende a valorar lo que tiene y a ser agradecido. Por eso digo que las palabras sólas no sirven, hay que actuar. Si uno llega a la plaza y ve que está todo sucio ¿qué hace? ¿Protesta contra el gobierno que no limpia o contra la gente que ensucia… o se pone a limpiar? Entre varias personas en cinco minutos se puede limpiar la plaza.

……………………………………………

Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 29 de agosto de 2009.

Deje su comentario