La cuota de felicidad

Mar 8th, 2010 | By | Category: Charlas con el Maestro

– Cuando recitamos el mantra al comienzo de la clase tenemos que hacerlo con voz clara y fuerte. Nuestras voces todas juntas tienen que llegar bien alto, hasta el Buda- dice el Maestro mientras con las manos dibuja una cúpula en el aire. -Que nuestras voces se escuchen fuerte como para que el Buda diga «¿Quiénes son esos que están recitando el mantra?»

– Si ustedes se fijan verán que los 20 ejercicios están pensados para estirar las vértebras, flexionar y extender la columna vertebral y hacerla girar sobre su eje. La columna es fundamental; de su buen estado depende todo el cuerpo. Por eso es importante hacer los ejercicios de manera completa y a conciencia.
Fortalecer las piernas también es muy importante. Por eso hay que practicar mucho este ejercicio,  – el Maestro muestra «golpear abajo a ambos lados»- con las rodillas apuntando hacia adentro, no hacia afuera.

– Vivimos tiempos difíciles, pero nos esperan otros más difíciles aún, en los que vamos a necesitar mucha ayuda del Buda. Lo que ocurrió en Haití y en Chile fue terrible pero es sólo el comienzo de un periodo de profundas transformaciones que van a ser más intensas entre 2012 y 2018. Hay que estar preparados.
Alguna gente piensa que un terremoto como el de Chile es imposible que ocurra aquí.  Se equivocan; el planeta está cambiando y no hay ningún sitio totalmente libre de catástrofes.

– Por eso es importante practicar todos los días para tener un cuerpo fuerte y flexible. Se acercan tiempos en los que va a ser necesario correr rápido, trepar, subir escaleras o montañas, resistir las enfermedades. ¿Estamos preparados? Hay que prepararse ahora que todavía vivimos momentos de relativa tranquilidad.

– Cada uno de nosotros tiene asignada una «cuota» de disfrute en su vida. Algunos más, otros menos, dependiendo del karma de cada uno. Lo mejor es administrar sabiamente esa cuota de felicidad para que nos dure lo más posible. No conviene gastarla de golpe.

– A todos nos gusta comer cosas ricas; nos provoca mucho placer.  ¿Pero qué pasa si en una cena comemos  muchísimas cosas ricas? Seguramente todos tuvimos una experiencia así. ¿Qué viene después? ¿Cuántos días de dieta, malestar, dolor de panza sufrimos como consecuencia del empacho ?

Por eso, no hay que escaparle al entrenamiento duro, porque estamos haciendo que nuestra cuota de placer dure más.

…………………………………

Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 6 de marzo de 2010

Deje su comentario