Afortunados

Oct 9th, 2010 | By | Category: Charlas con el Maestro

-Mañana es la jornada especial – dijo el Maestro. -¿Recuerdan que hay que llevar?

-Comida, agua, abrigo, cuaderno y birome, almohadón o banquito para sentarse a meditar, gorra para el sol, repelente de insectos y bolsa de plástico para la basura.-  dije yo.

-Además del agua, conviene llevar un vaso -agregó el Maestro. -En lugar de beber del pico de la botella es mejor usar un vaso; por cuestiones de higiene y de elegancia.
-Esto también es parte de la práctica. Piensen en un bonsai ¿por qué son tan elegantes? Porque hay alguien que los cuida, los nutre, los recorta los limpia. Es decir, hay alguien que los mantiene. Nosotros también necesitamos mantenimiento. Y eso no es solamente ingerir alimentos; es también bañarse, afeitarse, cortarse las uñas, lavar la ropa que usamos, etc.

-Maestro, quisiera compartir con todos algo que me pasó esta semana – dijo Angélica. – Mi nieta, que ahora tiene 15 años nació con la audición disminuida. Nunca quiso audífonos pero ahora aceptó usarlos. Lo primero que me dijo fue “Abuela, recién ahora me doy cuenta que al bañarme, el agua de la ducha hace ruído al caer. También descubrí que el sonido de tus pasos al caminar”. A mí me conmovió profundamente escuchar a mi nieta decir esto y me llenó de una profunda alegría. A pesar de esa dificultad para oír, ella siempre fue una excelente alumna y, cuando le contó a sus compañeros del colegio que había empezado a usar audífonos y a escuchar cosas nuevas, todos se emocionaron mucho y algunos se pusieron a llorar. A veces pensamos que los jóvenes de 14 o 15 años son frívolos y sólo piensan en cosas superficiales, pero no es así. Todo esto me hizo pensar en lo afortunados que somos los que podemos oir bien.

– Es cierto -dijo el Maestro. -Como es algo que nos viene dado, no lo valoramos. Como no tuvimos que luchar para conseguirlo, no le damos importancia. Lo mismo ocurre con cosas externas a nuestro cuerpo como, por ejemplo, el agua. La gente no valora el agua. Se la derrocha como si fuera gratis y, si a alguien le ofrecemos agua para tomar, nos dice “¿qué? ¿vamos a tomar agua? ¿no hay otra cosa?”. El agua, junto con el aire, es indispensable para vivir y es un recurso no renovable. Hay que ser agradecidos por aquello que tenemos.

……………………………………………..

Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 9 de octubre de 2010

Deje su comentario