Antiguos y nuevos

Sep 18th, 2011 | By | Category: Charlas con el Maestro

Este sábado se incorporaron a la clase 4 compañeros nuevos, Victoria, Ricardo, Patricia y Federico.
El Maestro dijo:

-Cuando aparecen alumnos nuevos, los alumnos más antiguos los ven moverse y se dan cuenta de cuánto avanzaron. Seguramente piensan “cuando yo empecé era igual que ellos, los nuevos”. También es posible que esto los estimule a profundizar la práctica y seguir mejorando. De esta manera, la llegada de alumnos nuevos impulsa a los más experimentados a continuar. ¿Y qué impulsa a los nuevos? -se preguntó el Maestro.-El tiempo de práctica hace avanzar a los nuevos.

-Por eso tienen que saber que lo que se aprende acá en la clase tienen que practicarlo también en casa, al menos una hora todos los días. Lo que acá practicamos no es sólamente para la defensa personal o para la salud; es para toda la vida. En cualquier situación de la vida van a poder aplicar lo aprendido aquí; en el trabajo, en las relaciones interpersonales, etc.

-Mucha gente siente que su vida está vacía y se pregunta cómo tener una vida plena. En general, la mayoría de la gente piensa que la vida es para disfrutar. Pero ¿disfrutar de qué? Creo que cuando el deseo de disfrutar está centrado exclusivamente en lo material, las posibilidades de vivir una vida plena son escasas. Vivimos en un mundo material, tenemos necesidades concretas y básicas y es lógico que uno trate de satisfacerlas con bienes materiales.

-Todos necesitamos agua y comida, ropa y un techo. La Tierra nos brinda todo lo que necesitamos para vivir. Los ríos nos dan el agua; los vegetales, el alimento; la tierra y los árboles, los materiales para construir nuestra casa. Pero ¿estamos en el mundo sólo para tomar y consumir? ¿No deberíamos retribuir de alguna manera a la Tierra por todo lo que nos da? Si sólo tomamos lo que necesitamos y deseamos, pero no damos nada a cambio ¿no nos estamos  comportando como parásitos?. Cuando sólo se actúa de manera egoísta; cuando no hay un equilibrio entre el dar y el recibir, ahí es cuando surge la sensación de vacío vital.

-Por eso es importante pensar, hablar y actuar de manera útil y positiva para la sociedad y la Naturaleza. Actuar con compasión y amor hacia el prójimo y la Tierra, sin esperar retribución o reconocimiento, es el camino hacia una vida plena y de real disfrute.

-Los vegetales y los animales cumplen, cada uno a su manera, un papel importante en la vida del planeta. Nosotros los seres humanos tenemos muchas más posibilidades que los animales o los vegetales y, como ellos, también tenemos un papel que cumplir; tenemos una misión en el mundo. Cada uno debe descubrir cuál es su misión, pero ésta seguramente no tendrá que ver con acumular bienes materiales, sino con hacer del mundo un lugar mejor.

-La vida no es una línea recta con un principio y un final. La vida se parece más a un círculo, con ciclos que se van sucediendo, como las estaciones del año. Nuestra práctica en esta vida no se pierde al llegar al final del camino, porque en la siguiente vida empezaremos a partir del nivel que alcanzamos en esta. La vida siempre continúa; el aprendizaje nunca termina.

-Hace unas semanas hablábamos sobre la energía de la primavera. Ahora faltan muy pocos días para el comienzo formal de la primavera. ¿Saben qué hay que hacer el día de la primavera? -preguntó el Maestro.

-Practicar -respondió Romina.

-Muy bien ¿De qué manera? Puede ser practicando taichi chuan o meditación. Ese día pueden levantarse bien temprano, entre las 3 y las 5 para practicar al aire libre. A esa hora hay oxigeno en abundancia.

………………………………………………………….
Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 17 de setiembre de 2011

Deje su comentario