Segundo a segundo

May 19th, 2012 | By | Category: Charlas con el Maestro

-A veces hay alumnos que no entienden lo que se está explicando y es necesario usar palabras fuertes para excitar su mente -dijo el Maestro. -Tuve un paciente que, a pesar de haberle explicado muchas veces que tenía que respirar por la nariz, seguía respirando por la boca. Entonces le dije: «si usted no corrige su manera de respirar vamos a hacer otra cosa; a partir de ahora respire por la boca y coma por la nariz». Esas palabras le sirvieron para poner atención en lo que estaba haciendo. Hoy también, había un alumno que curvaba demasiado la espalda y le dije que si se acostumbraba a esa mala posición podía desarrollar una cifosis.

-Hay una manera correcta de hacer cada ejercicio. Si se hace de la manera correcta el beneficio es grande y no hay posibilidades de lesionarse. Si el ejercicio se hace de cualquier manera, se obtiene poco beneficio y es probable que nos lesionemos. Hay que conocer la mecánica corporal de cada ejercicio y mantener la mente concentrada para que todo el cuerpo cumpla con esa mecánica. Esto lo dije muchas veces, pero parece que es necesario repetirlo.

-Veo que algunos alumnos hacen el tan lien con una sola parte del cuerpo. Si es el brazo derecho el que golpea, el izquierdo parece muerto. No es así. Si una parte del cuerpo se mueve, todo el cuerpo se mueve. Si el brazo derecho golpea, el izquierdo acompaña dando buen equilibrio a todo el cuerpo.

-Muchas veces hablamos de la relación de nuestra práctica con la Naturaleza. La Naturaleza nos brinda una gran variedad de recursos y la gente no siempre los utiliza bien. Por el contrario, es habitual que los recursos se malgasten. Con el cuerpo pasa lo mismo. Nuestro cuerpo tiene una gran variedad de recursos que no siempre sabemos aprovechar o que usamos de manera incorrecta. Supongamos que yo quiero golpear con el brazo izquierdo; si dejo «muerto» el brazo derecho o si no uso la cadera para imprimirle más fuerza al golpe estaré derrochando mis recursos naturales. Lo mismo cuando hago ejercicio -el Maestro muestra «Girar y tocar el piso con la mano». -Giro derecho con ambos brazos, luego bajo y mientras una mano se acerca al piso, la otra mano va hacia arriba. Un brazo ayuda al otro y entre los dos logran el equilibrio. Así no desperdicio recursos.

-Usar todo el cuerpo como una unidad es importante pero no basta; también hay que unir el cuerpo con la mente. La mente debe estar bien atenta a lo que hace cada parte del cuerpo en cada momento. De esta manera obtendremos el 100 % de los beneficios que ofrece cada ejercicio. ¿Qué sentido tiene invertir tiempo en una práctica mal hecha de la que obtenemos apenas un 30 % de beneficio? Así no conviene.

-Recuerden que en todas las cosas hay un yin y un yang; negativo y positivo. Hay que actuar equilibrando ambos aspectos. Si utilizamos un sólo lado, perderemos el equilibrio. Si actuamos de manera equilibrada, uniendo mente y cuerpo obtendremos enormes beneficios para la salud, para fortalecer la concentración y para el espíritu. Alguna gente dirá: «¿qué tienen que ver los ejercicios con el espíritu?. Para el espíritu hay que ir a la iglesia, hay que recitar mantras y prender sahumerios». Esta es una manera de pensar muy estrecha. La práctica espiritual se construye en cada momento del día, concentrando la mente en cada detalle pequeño y practicando con disciplina y paciencia.

-El otro día hablaba con un muchacho que estaba muy preocupado por los resultados de su práctica; sólo pensaba en el objetivo que se había propuesto. Yo le dije que la meta no tiene importancia, que lo importante es hacer las cosas bien en el momento presente. La clave es hacer las cosas perfectamente ahora, segundo a segundo. Si uno distrae la mente pensando en un objetivo lejano no tendrá la concentración necesaria para la práctica presente.

………………………………….
Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 19 de mayo de 2012

Deje su comentario