“Me gusta” o “no me gusta”

Mar 11th, 2017 | By | Category: Charlas con el Maestro

-Si uno es capaz de aplicar en la vida cotidiana lo que aprende acá –dijo el Maestro-, cada día descubrirá cosas nuevas. ¿Es posible descubrir cada día algo nuevo y distinto? Sí, si se practica con concentración, se puede aplicar lo aprendido en taichi chuan a cualquier actividad humana. Si uno practica distraído o por obligación, seguramente no descubrirá nada.

-A la señora que limpia en mi consultorio le enseñé cómo barrer el piso moviéndose con todo el cuerpo, no sólo con los brazos. Al hacerlo de esta manera, el trabajo sale mejor y después se siente con más energía, porque no cansa tanto los brazos y además ejercita todo el cuerpo.

-Mucha gente cree que, cuando se siente mal, tiene que hacer reposo. Eso no sirve. Cuando se hace mucho reposo las células quedan muy quietas, la respiración se vuelve superficial, la mente se deprime. Todo el organismo se debilita ¿cómo va a recuperarse la persona de esta manera?

-Por eso es muy importante hacer los ejercicios con total concentración. De esa manera se aprovecha al máximo los beneficios de este arte. Al obtener los beneficios uno se siente satisfecho consigo mismo y aparece una sensación general de bienestar. Al principio el practicante puede encontrarse con dificultades que pueden desanimarlo. En estos casos hay que tener paciencia y continuar con la práctica. Al poco tiempo verán cómo el taichi chuan empieza a mostrar sus beneficios. Mucha gente abandona sin llegar a entender el sentido de esta práctica y su conveniencia. “No me gusta” es la frase que usan algunos para rechazar algo. No puede ser que actuemos en la vida en función del “esto me gusta” y “esto no me gusta”. Si uno es paciente y practica todos los días, al poco tiempo de empezar taichi chuan descubrirá su sabor y encontrará el placer de la práctica. Lo que a veces se esconde detrás del “no me gusta” es el miedo al sufrimiento. Les duelen un poco los muslos y abandonan sin comprender que ese sufrimiento los está haciendo más fuertes y resistentes. Si uno no se anima a enfrentar la adversidad siempre será flojo de cuerpo y de mente. La paciencia es fundamental para superar las dificultades que aparecen al comienzo y así poder avanzar en esta práctica. Eso lo saben los alumnos antiguos que vienen todos los sábados desde hace 20 o 30 años.

………………………………………

Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 11 de marzo de 2017. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este texto sin previa autorización del autor.

Deje su comentario