Comprar paciencia

Abr 8th, 2017 | By | Category: Charlas con el Maestro

-A la mayoría de la gente le falta paciencia –dijo el Maestro-. Escuché a algunos decir: “a mí me sobra paciencia”. Eso no existe, no hay exceso de paciencia. La paciencia sólo es posible si la persona tiene concentración. La paciencia y la concentración juntas trabajan muy bien. Algunas personas no aguantan nuestra manera de practicar. Eso de estar tantos días repitiendo un solo movimiento les resulta inaceptable. Si esa persona es incapaz de practicar con el resto del grupo, tampoco podrá hacerlo por su cuenta en casa. Si a la persona le falta paciencia lo mejor será que compre paciencia. Acá vendemos paciencia.

-Algunos alumnos, como Gustavo, practican conmigo desde hace 31 años. Otros, como Angélica, María y Daniel Fresno, desde hace 22 años. Desde afuera de nuestra escuela se escucha gente opinar: “el maestro Chao es muy serio”, pero no están cerca de nuestra escuela y no conocen cómo es mi enseñanza. Es cierto, yo enseño muy seriamente, porque de otra manera el alumno no avanza de verdad en su aprendizaje. Esto va en contra de las ideas que predominan en la sociedad acerca del cómo se debe enseñar y aprender. Se está acostumbrado a trabajar con la mente por un lado y el cuerpo por el otro. Mientras el cuerpo hace una cosa, la mente está a mil kilómetros de distancia. La gente se acostumbra a esto y si se le pide que integre la mente con el cuerpo, que actúe con concentración y paciencia, les cuesta. Algunos me dijeron después de una o dos clases: “esto no es para mí”. A esta gente la vida se le escapa de entre las manos y no son capaces de aprender. Si en la vida no se aprende, se cae. A los alumnos más antiguos yo les exigí mucho para que aprendan mejor. Cuando estaba en la escuela primaria mi maestro me pegaba cuando no hacía las cosas bien. No me gustaba pero ahora estoy muy agradecido a ese maestro. Si nos fijamos en cualquier persona exitosa veremos que hay mucho esfuerzo, trabajo disciplinado y sufrimiento detrás de ese éxito. El éxito no es cuestión de suerte. Hay una alumna que puede contar algo al respecto.

-Si, durante la práctica de chi kong me encontré con un ejercicio que no me salía –dijo Cósima-, y estuve practicándolo durante ocho meses, hasta que al final logré hacerlo. Durante esos ocho meses sentí frustración y enojo, pero no abandoné. Seguí practicando e insistiendo y había clases en las que avanzaba un poquito y eso me daba ganas de seguir y así poder aprender un poquito más. Y ahora estoy contenta y agradecida.

-Es así. La práctica paciente y concentrada genera cambios en la persona, que después se siente mejor y se conoce mejor a sí misma. Si al aparecer esa dificultad en la práctica hubiéramos seguido de largo al siguiente ejercicio, Cósima nunca habría podido hacer estos descubrimientos. Este aprendizaje no sirve únicamente para el chi kong o para el taichi chuan; es para aplicar en cualquier aspecto de la vida.

-Respecto a nuestro libro “Bajo el árbol”, la preventa sigue hasta el sábado próximo inclusive. De esta manera pueden comprarlo con un descuento del 20 %.

……………………………………

Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 8 de abril de 2017. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este texto sin previa autorización del autor.

One comment
Escriba su comentario »

  1. Muchas gracias Maestro por compartir su sabiduría por este medio. Me siento reflejado en todo lo que transmite. Trabajo en mí pero aún no lo logro del todo. Es la materia más importante en mi trabajo interno el hecho de “comprar paciencia” y sostener a lo largo de los años la concentración y el poder sobre mi mismo. Lo abrazo con amor. Gracias. JM

Deje su comentario