Cómo potenciar la voluntad

Ene 12th, 2019 | By | Category: Charlas con el Maestro

-¿Todos tienen las frases de la Maestra Cheng Jen? –preguntó el Maestro y empezó a repartir entre los alumnos que aún no habían recibido ninguna-. Estas frases son para hacer tarea educativa. La mejor ayuda que se puede dar es la educación. Dar solamente ayuda material es una ayuda limitada. Si viene acompañada de educación, es más potente y útil. Porque quien recibe educación, luego podrá educar a otros y así se crea un encadenamiento de buenas acciones. Si no logramos que haya más educación ética y moral, el mundo seguirá empeorando.

-¿Y a quién vamos a educar? Primero debemos educarnos a nosotros mismos. Luego, si aprendimos bien, podremos educar a los demás. ¿Por qué es importante seguir este orden? Porque si uno no da un buen ejemplo, los demás se van a dar cuenta y no van a aceptar ninguna enseñanza. ¿Cómo puede ser que ese tipo que nos dice que hagamos cosas buenas, hace cosas malas? Una persona así no es creíble. Además, para poder explicar bien un concepto a los demás, primero es necesario haberlo comprendido en profundidad. Si queremos transmitir una idea, a veces es útil usar una metáfora o un cuenta que la ilustre y le de más claridad.

-Cuando llega un paciente nuevo le doy un número de historia clínica y le digo que lo guarde en un lugar seguro, porque la próxima vez que venga a consultarme voy a necesitarlo para encontrar su historia clínica. El paciente me dice que sí, que lo va a guardar, pero a la siguiente consulta, viene sin el número. Lo mejor es memorizar el número y guardarlo en la memoria. Algunas personas dicen: “Imposible. En mi cabeza no entran tantas cosas”.

-En nuestro idioma las computadoras se llaman cerebro electrónico. La computadora es una copia de nuestro cerebro. Cada vez las computadoras tienen más capacidad y nuestro cerebro tiene más capacidad todavía. Sólo utilizamos una pequeña parte de su capacidad. ¿Quién tiene gastado su cerebro? Nadie. Cuanto más lo usamos, más brilla. El cerebro no se gasta al usarlo, por el contrario se vuelve más útil y capaz.

-Ayer un paciente vino pidiéndome un tratamiento para recuperar la voluntad. Le dije que lo mejor sería que nos sentemos a charlar, porque no hay tratamiento de acupuntura para fortalecer la voluntad. Y le conté este cuento. Hace mucho tiempo China estaba dividida en varios reinos que luchaban entre sí. Un reino más grande le quitaba tierras al reino vecino, que era más pequeño. El rey del reino más pequeño estaba decidido a dar batalla para recuperar sus tierras a pesar de su inferioridad numérica. El día de la batalla puso al frente de su ejército un montón de bueyes. Ató cuchillos a los cuernos de los animales y puso fuego en sus rabos. Al sentir el calor desde atrás, los bueyes salieron corriendo hacia el enemigo y así el reino más pequeño venció a su vecino más poderoso. La moraleja de este cuento es que a veces necesitamos algo que nos queme el trasero para ponernos en marcha y avanzar. Cuando todo es fácil y estamos muy cómodos, nos volvemos perezosos. Ahora estamos en el otro extremo, la situación es muy difícil y todo el mundo está nervioso y con miedo. Hay que encontrar un equilibrio entre los dos extremos.

——–
Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 12 de enero de 2019. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este texto sin previa autorización del autor

Deje su comentario