“Tuve un día fantástico”

Oct 5th, 2019 | By | Category: Charlas con el Maestro

-El ser humano se fue alejando de Dios –dijo el Maestro-.  Hoy parece haberse olvidado de Dios y no sabe dónde buscarlo. El ser humano también se fue alejando de su alma, al punto de que el alma y el cuerpo están muy separados. Las distancias son tan grandes que si uno quisiera regresar a Dios se encontraría con muchos obstáculos.

-En 1985 yo vine a Argentina. Dos años después regresé a Taiwán por unos días y estaba todo tan cambiado que me costó encontrar mi casa. El pequeño dios reside acá –el Maestro se tocó la cabeza con la mano-, y estábamos conectados cuando éramos niños, pero con el paso de los años rompimos el vínculo y olvidamos cómo regresar. ¿Cómo hacer para encontrar el camino hacia el pequeño dios y el gran Dios? Hay que concentrarse. De eso y de otros temas vamos a hablar en la jornada del 14 de octubre por la mañana. Por la tarde voy a responder preguntas sobre la forma y el tao yin de taichi y también vamos a practicar.

-Quiero mostrarles este video –el Maestro tomó su celular y compartió un video en el que se veían a diferentes niños imitando a sus mayores-. Esto muestra que los niños están deseosos de aprender y copian todo lo que ven a su alrededor, el lenguaje corporal y los gestos asociados a cualquier tarea. Nos hace reflexionar sobre lo importante que es poner a los niños en contacto con cosas buenas y positivas y evitar que entren en contacto con cosas malas y negativas.

-Mencio, el gran filósofo chino, cuenta que cuando era niño sus padres se mudaron tres veces. Primero vivieron cerca de un matadero y cuando la madre vio que su hijo empezó a imitar a los matarifes, decidió que era hora de mudarse. Se instalaron cerca de un local la gente se reunía para beber, discutir y pelearse. Cuando la madre vio que Mencio imitaba a los vagos que se juntaban ahí, decidió que era hora de mudarse. Encontraron una casa cerca de un colegio. Mencio empezó a imitar a los chicos que estudiaban allí y entonces su mamá pensó que ese era el lugar justo.

-Yo descubrí que me cuesta hacer taichi chuan porque me falta fuerza en las piernas –dijo una alumna-. Por eso practico más chi kung.

-Las piernas son la base de todo. Sin las piernas es muy limitado lo que se puede hacer. Además, piernas fuertes garantizan una salud fuerte. Cuanto más las use, más fuerte se pondrán. Lo mismo con la mente, hay que usarla, pero de manera positiva, no de manera complicada. La práctica concentrada estimula el cerebro y evita que se atrofie.

-Quiero contar algo –dijo Claudia-. El viernes iba a tener una jornada difícil porque tenía que verme con personas que no me motivan. Sabiendo esto, el jueves a la noche empecé a prepararme siguiendo instrucciones que usted nos dio en el Curso de Potenciar la Mente. Al otro día me levanté temprano e hice los ejercicios que me dio usted, también hice taichi chuan y la verdad que tuve un día fantástico y terminé muy feliz.


Resumen de las palabras del Maestro Chao Piao Sheng durante la clase del 5 de octubre de 2019. Se prohibe su reproducción sin autorización del autor.

Deje su comentario